ALIANZA DE OHIO PARA TERMINAR CON LA VIOLENCIA SEXUAL (OAESV, por sus siglas en inglés)
 
PÁGINA PUEDE SALIR
Nuestra Visión

Que el Estado de Ohio sea libre de violencia sexual.

Nuestra Misión

Como coalición a nivel estatal de Ohio, OAESV aboga por respuestas integrales y servicios especiales por violación para los sobrevivientes y capacita a las comunidades para prevenir la violencia sexual.

Nuestros Objetivos
  • Poner fin al aislamiento de los sobrevivientes y los organismos que trabajan en su nombre
  • Mejorar los servicios y respuestas para los sobrevivientes y para todos aquellos afectados por la violencia sexual
  • Aumentar la conciencia ciudadana sobre la violencia sexual
  • Informar y dar forma a la política pública
  • Poner fin a la violencia sexual
teal ohio

ACERCA DE LA VIOLENCIA SEXUAL

La violencia sexual es una forma de opresión en la cual se utiliza el sexo como un arma por aquellos que tienen poder en contra de los que no tienen poder. La Violencia Sexual es una epidemia de la salud pública en los Estados Unidos y en Ohio, afecta a nuestros miembros de la familia, a vecinos y amigos. El término "violencia sexual" abarca todos los actos abusivos y coercitivos de violencia en los cuales se utiliza el sexo/sexualidad como un arma para lastimar, humillar, controlar, explotar y/o intimidar. Afecta a personas de todas las edades y su generalización no conoce fronteras demográficas. La violencia sexual es un crimen traumático que afecta a los sobrevivientes física, mental, emocional, conductual y espiritualmente. También afecta a las familias, a las comunidades y a los sistemas. Acabar con la violencia sexual no es sólo nuestra visión como sociedad. Puede ser nuestra realidad.

Las estadísticas respecto a la influencia de la violencia sexual son de fácil acceso, pero varían ampliamente dependiendo de su fuente y la forma cómo esa fuente define la violencia sexual y los delitos sexuales específicos. A efectos de nuestro trabajo, OAESV define la violencia sexual según los Centros para el Control y Prevención de Enfermedades: "La Violencia sexual (VS) es cualquier acto sexual que se comete en contra de la voluntad de alguien. La VS abarca una serie de delitos, incluyendo un acto sexual completado sin consentimiento (es decir, violación), un intento de acto sexual sin consentimiento, contacto sexual abusivo (es decir, tocar sin consentimiento), y abuso sexual sin contacto (por ejemplo, amenaza de violencia sexual, exhibicionismo, acoso sexual verbal). Todos los tipos implican víctimas que no dan su consentimiento, o que son incapaces de dar su consentimiento o se niegan a permitir el acto”.

 

La violencia sexual es una forma de opresión en la cual se utiliza el sexo como un arma por aquellos que tienen poder en contra de los que no tienen poder. La Violencia Sexual es una epidemia de la salud pública en los Estados Unidos y en Ohio, afecta a nuestros miembros de la familia, a vecinos y amigos. El término "violencia sexual" abarca todos los actos abusivos y coercitivos de violencia en los cuales se utiliza el sexo/sexualidad como un arma para lastimar, humillar, controlar, explotar y/o intimidar. Lea más...

Afecta a personas de todas las edades y su generalización no conoce fronteras demográficas. La violencia sexual es un crimen traumático que afecta a los sobrevivientes física, mental, emocional, conductual y espiritualmente. También afecta a las familias, a las comunidades y a los sistemas. Acabar con la violencia sexual no es sólo nuestra visión como sociedad. Puede ser nuestra realidad.

Las estadísticas respecto a la influencia de la violencia sexual son de fácil acceso, pero varían ampliamente dependiendo de su fuente y la forma cómo esa fuente define la violencia sexual y los delitos sexuales específicos. A efectos de nuestro trabajo, OAESV define la violencia sexual según los Centros para el Control y Prevención de Enfermedades: "La Violencia sexual (VS) es cualquier acto sexual que se comete en contra de la voluntad de alguien. La VS abarca una serie de delitos, incluyendo un acto sexual completado sin consentimiento (es decir, violación), un intento de acto sexual sin consentimiento, contacto sexual abusivo (es decir, tocar sin consentimiento), y abuso sexual sin contacto (por ejemplo, amenaza de violencia sexual, exhibicionismo, acoso sexual verbal). Todos los tipos implican víctimas que no dan su consentimiento, o que son incapaces de dar su consentimiento o se niegan a permitir el acto”.


LOS HECHOS

Lo que sabemos sobre la violencia sexual en general:

  • Es un delito generalizado que sufren personas de todo el mundo de todas las edades, razas, grupos étnicos, nivel socioeconómico, identidades de género, orientaciones sexuales y ubicaciones geográficas
  • Lo sufren desproporcionadamente las mujeres de color, personas con discapacidad y personas que se identifican como LGBTQI (gays, lesbianas, bisexuales, transgéneros y quienes cuestionan su identidad sexual)
  • Es uno de los delitos menos reportado
  • Se asocia con numerosos resultados negativos de salud y económicos para los supervivientes

Una muestra de las estadísticas de la violencia sexual:

  • Casi 1 de cada 5 mujeres en los EE.UU. ha sido víctima de violación durante su vida; casi la mitad de todas las mujeres han sufrido violencia sexual distinta de violación; 1 de cada 71 hombres en los EE.UU. ha sido víctima de violación durante su vida; 1 de cada 5 ha experimentado violencia sexual distinta de violación (Encuesta Nacional sobre Pareja Íntima y Violencia Sexual)
  • El 42% de las mujeres sobrevivientes experimentó su primera violación completada antes de los 18 años; el 28% de los hombres sobrevivientes fueron violados por primera vez antes de los 11 años (Centros para el Control de Enfermedades)
  • 1 de cada 4 niñas y 1 de cada 6 niños son víctimas sexuales antes de los 18 años (Estudio Experiencias Adversas en la Infancia)
  • En Ohio en el 2011, el 61% de las violaciones denunciadas fueron cometidas contra menores; la edad promedio de victimización fue 15 años (Sistema de Registro Basado en los Incidentes de Ohio)
  • Aproximadamente el 63% de las agresiones sexuales no son reportadas a la policía (Lea más: Centro Nacional de Recursos de Violencia Sexual)

Existen numerosos mitos sobre la violencia sexual que existen en nuestra sociedad, cuyo impacto es individual y cultural. La violencia sexual es una forma de opresión y un crimen de poder y control. La mayoría de mitos sobre la violencia sexual son arraigados y perpetuados por esta opresión, y son una extensión directa de la cultura de violación que existe en nuestra sociedad. Algunos mitos son arraigados en nuestra necesidad psicológica para protegernos de los daños y para distanciarnos de aquellos que han sido víctimas.

A continuación se presentan algunos de los mitos más comunes (y sus hechos compensadores) sobre la violencia sexual en nuestra sociedad:

Mito

Hecho

La mayoría de las violaciones son cometidas en callejones obscuros por extraños.

La mayoría de violadores son conocidos por el sobreviviente y las agresiones ocurren a menudo en lugares familiares para el sobreviviente y/o violador.

La violación es motivada por deseo sexual incontrolable.

La violación es un crimen violento de poder y control en el que se utiliza el sexo como un arma para lastimar y humillar.

Si el sobreviviente estaba vestido provocativamente o intoxicado o drogado, es su culpa.

Nunca es culpa del superviviente, no importa lo que estaban o no estaban haciendo o usando. Nadie pide ni se merece ser violado.

Las mujeres a menudo mienten de haber sido violadas.

Muy pocas violaciones reportadas son falsas - aproximadamente el 4% - lo cual es consistente con la tasa de informe falso para la mayoría de otros delitos graves.

Si el sobreviviente no se resistió ni lucho, entonces no fue violación.

Hay muchas razones por las cuales un sobreviviente no puede resistir, incluyendo el miedo, ser dominado, o estar incapacitado.

Sólo los hombres homosexuales violan a otros hombres.

La mayoría de hombres que violan a otros hombres se identifican como heterosexuales. La violación es sobre poder y control, no sobre deseo u orientación sexual.

La violación no puede suceder entre personas del mismo género.

Los hombres pueden violar a otros hombres, y las mujeres pueden violar a otras mujeres, ya sea en una relación íntima, conocidos o desconocidos.

Las prostitutas no pueden ser violadas; alguien que se involucre en conductas sexuales de riesgo es su responsabilidad si son violadas.

Independientemente de la historia o comportamiento sexual de una persona, si no dieron su consentimiento, es una violación. Una persona puede ser violada por alguien con quien tenía contacto sexual consensual previo.

La violación por un conocido no es tan grave como la violación por un extraño.

Cualquier forma de violencia sexual, independientemente de quien haya cometido, es grave y traumática. La violación de una persona no extraña a menudo hace que el sobreviviente cuestione su juicio de los demás y sentido de confianza.

Los sobrevivientes de violación están (o deberían estar) molestos/histéricos y tienen lesiones físicas.

La mayoría de sobrevivientes no tienen signos evidentes de lesión, y pueden reaccionar en una variedad de maneras, todas las cuales son normales.

Una esposa no puede ser violada por su marido.

Si bien algunos estados no reconocen legalmente la violación marital, una persona casada puede ser violada por su cónyuge. Se trata de consentimiento.

MITO

La mayoría de las violaciones son cometidas en callejones obscuros por extraños.

HECHO

La mayoría de violadores son conocidos por el sobreviviente y las agresiones ocurren a menudo en lugares familiares para el sobreviviente y/o violador.

CULTURA DE VIOLACIÓN

Como se comentó anteriormente, la violencia sexual es una forma de opresión en la cual se utiliza el sexo como un arma para controlar, humillar e intimidar a aquellos contra los cuales se comete la violencia. En la sociedad americana moderna, puede ser difícil creer o aceptar que todavía existe una cultura que continúe apoyando la violación, pero lo hace sin duda. Muchos aspectos de la "cultura de violación" son bastante una parte de nuestra estructura social y discurso que no siempre los reconocemos como una contribución al problema de la violencia sexual. Como resultado, la violencia sexual es normalizada, tolerada, justificada, y por ende promovida.

En el contexto más amplio, la cultura de violación afecta a todos los grupos y personas en nuestra sociedad que no tienen poder. "La violación de una mujer es una degradación, terror e intimidación a todas las mujeres" (Centro de la Mujer de la Universidad de Marshall). Aquellos de grupos oprimidos o marginados experimentan tasas desproporcionadas de discriminación y violencia (incluyendo la violación), y son socializados desde muy temprana edad por aquellos con poder y a través del impacto del trauma histórico esperan que la discriminación y violencia sean parte de sus vidas. Esto sirve para mantener a aquellos con menos poder y privilegios subordinados a aquellos con más poder y privilegios. Cuando se comete violencia, incluida la violencia sexual, contra aquellos con menos poder y privilegios, la víctima es culpada por su victimización.

group of supportive friends

La cultura de violación afecta a todo el mundo en nuestra sociedad, y todos tienen un papel en desafiarla. Cada uno de nosotros puede elegir no reírse de bromas sexistas, no comprar ni consumir entretenimiento sexual violento, y hablar sin temor cuando los actos de violencia sexual son justificados y se culpa a los sobrevivientes o no son respaldados de otra manera. Aquellos con mayor poder y privilegios tienen la responsabilidad de ejercer su poder y privilegios en el servicio de detener la violencia y los sistemas que permiten que la violencia continúe.

Como se comentó anteriormente, la violencia sexual es una forma de opresión en la cual se utiliza el sexo como un arma para controlar, humillar e intimidar a aquellos contra los cuales se comete la violencia. Lea más...

En la sociedad americana moderna, puede ser difícil creer o aceptar que todavía existe una cultura que continúe apoyando la violación, pero lo hace sin duda. Muchos aspectos de la "cultura de violación" son bastante una parte de nuestra estructura social y discurso que no siempre los reconocemos como una contribución al problema de la violencia sexual. Como resultado, la violencia sexual es normalizada, tolerada, justificada, y por ende promovida.

En el contexto más amplio, la cultura de violación afecta a todos los grupos y personas en nuestra sociedad que no tienen poder. "La violación de una mujer es una degradación, terror e intimidación a todas las mujeres" (Centro de la Mujer de la Universidad de Marshall). Aquellos de grupos oprimidos o marginados experimentan tasas desproporcionadas de discriminación y violencia (incluyendo la violación), y son socializados desde muy temprana edad por aquellos con poder y a través del impacto del trauma histórico esperan que la discriminación y violencia sean parte de sus vidas. Esto sirve para mantener a aquellos con menos poder y privilegios subordinados a aquellos con más poder y privilegios. Cuando se comete violencia, incluida la violencia sexual, contra aquellos con menos poder y privilegios, la víctima es culpada por su victimización.

group of supportive friends

La cultura de violación afecta a todo el mundo en nuestra sociedad, y todos tienen un papel en desafiarla. Cada uno de nosotros puede elegir no reírse de bromas sexistas, no comprar ni consumir entretenimiento sexual violento, y hablar sin temor cuando los actos de violencia sexual son justificados y se culpa a los sobrevivientes o no son respaldados de otra manera. Aquellos con mayor poder y privilegios tienen la responsabilidad de ejercer su poder y privilegios en el servicio de detener la violencia y los sistemas que permiten que la violencia continúe.